«No se trata de compartir una carga, sino de compartir una responsabilidad mundial, basada tanto en la idea general de que todos somos humanos como en las obligaciones muy específicas contraídas en virtud del derecho internacional. Los problemas fundamentales son la guerra y el odio, no las personas que huyen. Los refugiados se cuentan entre las primeras víctimas del terrorismo.»

António Guterres, Secretario General de la ONU


Como una expresión de solidaridad con África, continente que alberga a la mayoría de los refugiados del mundo, la Asamblea General de las Naciones Unidas, adoptó en diciembre de 2000, la resolución 55/76, en la que declaraba el 20 de junio, Día Mundial del Refugiado, haciéndolo coincidir con el aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951.

Hoy por hoy, enfrentamos la mayor crisis humanitaria de nuestro tiempo. Más de 70 millones de personas en todo el mundo son refugiados; por lo menos, la mitad son niños y un gran porcentaje son menores de edad. Si bien, desde 2016, el organismo de las Naciones Unidas para los refugiados lanzó la campaña #ConLosRefugiados para pedir a los gobiernos que colaboraran y cumplieran con su deber en relación a las personas que se encuentran en una situación vulnerable a causa de la violencia; ha obligado a miles de familias a desplazarse por la fuerza y abandonar sus hogares para salvar sus vidas.

Actualmente, diferentes organizaciones y asociaciones #Juntos se suman al rescate internacional mediante la realización de acciones humanitarias, actividades de aprendizaje, apoyo social y emocional para, de alguna manera, llevar esperanza a las personas afectadas por los conflictos que han provocado su condición de Refugiado.

Es así que, en #RedEscolar, conmemoramos el Día Mundial del Refugiado por su fuerza, valor y perseverancia. Solemnidad que nos brinda la oportunidad de mostrar nuestro apoyo a grupos sociales que se han visto obligados a abandonar sus países de origen y migrar por diversas razones: para mejorar su calidad de vida, ofrecer a la familia mejores oportunidades; huir de la pobreza, de la persecución, de la guerra o de catástrofes naturales.


¿Quiénes son los refugiados y quiénes los desplazados?

Los refugiados son personas que “debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social u opiniones políticas se encuentran fuera del país de su nacionalidad y no pueden acogerse a la protección de dicho país” [Estatuto de los refugiados]. Mientras que los desplazados internos, en cambio, no han cruzado una frontera internacional, pero por algún motivo, se han ido de sus hogares.

En México, cerca de 35 mil 433 personas son desplazadas como consecuencia de la violencia; por lo que se busca exigir que las autoridades proporcionen atención a las víctimas de manera prioritaria para proteger sus derechos y para generar soluciones duraderas al problema y contar con mecanismos de respuesta adecuados y eficientes, para garantizar los derechos humanos de las personas desplazadas, considerando su particular situación de vulnerabilidad.

Pero ¿quiénes se engloban dentro del grupo de desplazados forzosos?

  • Refugiados. Aquellas personas que huyen de su país porque temen por su vida debido a persecuciones, conflictos o violencia. El número de refugiados en el mundo alcanza los 30 millones de personas, lo que supone casi un millón más que en 2017.

  • Desplazados. Los desplazados huyen de su hogar por las mismas razones que un refugiado, pero en vez de buscar asilo más allá de sus fronteras, se quedan en zonas más seguras dentro de su propio país. El número de desplazados también aumenta: 42 millones aproximadamente.

  • Solicitantes de asilo. Son personas que han pedido el reconocimiento de condición de refugiado en otro país, pero no han obtenido todavía una respuesta definitiva. En 2018 fueron 3,5 los millones de personas que esperaban una respuesta para su solicitud de asilo.
Campaña #ConLosRefugiados

En un mundo en el que la violencia obliga a miles de familias a huir para salvar sus vidas todos los días, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR; considera necesario demostrarles a los líderes mundiales, que la sociedad en general está #ConLosRefugiados y que se deben encontrar soluciones concretas para la crisis mundial de los refugiados.

Este gesto de solidaridad con las personas obligadas a migrar de sus naciones para trasladarse incluso a diferentes países, desintegrando en muchas ocasiones a sus familias; alienta además a los gobiernos a tomar medidas y entre otras, las siguientes acciones:

  • Garantizar que todos los niños refugiados tengan acceso a la educación.
  • Garantizar que todas las familias refugiadas tengan un lugar seguro donde vivir.
  • Garantizar que todos los refugiados puedan trabajar o formarse para adquirir nuevas competencias y así poder contribuir positivamente a sus comunidades.

Campo de Refugiados, Organización Internacional para las Migraciones

La niña bonita, familias Sirias huyendo
de la Guerra. Documental


Más cifras

Si bien Siria sigue siendo el país de donde proviene la mayoría de los refugiados del mundo, Sudán del Sur, con 1,4 millones de refugiados y 1,9 millones de desplazados internos, en su gran mayoría menores de 18 años, es el que está pasando por la emergencia más grave y acelerada en materia de nuevos desplazamientos, lo que asesta otro golpe a las perspectivas de futuro de la nación más joven del mundo.

Esas enormes cifras ocultan historias personales de sufrimiento, separaciones y pérdidas; de viajes en los que la gente se juega la vida en busca de seguridad; de luchas colosales para reconstruir vidas en circunstancias difíciles. El costo humano es inmenso: millones de empleos perdidos, millones de niños expulsados de las escuelas, vidas atormentadas por el trauma y la intolerancia.

En el 2011 estuvo marcado por una sucesión de crisis importantes de refugiados. Solamente los conflictos en Côte d'Ivoire, Libia, Somalia y Sudán obligaron a más de 800.000 personas a huir los países vecinos, la cifra más alta en más de una década. Además, se estima que 3,5 millones de personas fueron desplazadas dentro de las fronteras de sus países, una quinta parte más que en 2010. A finales de 2011, unos 42,5 millones personas en el mundo eran consideradas como desplazados por la fuerza debido a los conflictos y la persecución. Ellos incluyen 15,2 millones de refugiados: 10,4 millones bajo el mandato del ACNUR y 4,8 millones de refugiados palestinos inscritos en el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (UNRWA).

Retratos tras la huida. Niños Refugiados. UNICEF

En ocasiones, su mirada refleja la inocencia de toda una vida por descubrir. Otras, la desolación de haber visto la muerte de sus seres más queridos o haberlo perdido todo antes de saber siquiera las oportunidades que el mundo tenía para ellos. Rostros de pequeños que han tenido que huir de sus casas y sus países, por culpa de la violencia.


Sabías que....

Cada minuto, veinticuatro personas lo dejan todo para huir de la guerra, la persecución o el terror. Hay varios tipos de personas desplazadas por la fuerza: refugiados, solicitantes de asilo, desplazados internos, apátridas, retornados. Pero todos tienen algo en común: son vulnerables, desean vivir en paz y están en busca de su bienestar.

Los países que más expulsan refugiados son Siria, Afganistán, Sudán del Sur, Myanmar y Somalia; en el 2020, Venezuela se une a esta condición. Mientras que, los países que más refugiados reciben son: Líbano, Jordania y Turquía; y Colombia en Latinoamérica.

La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y su protocolo de 1967 constituyen los instrumentos legales únicos que amparan la protección internacional de los refugiados. Según sus provisiones, los refugiados merecen como mínimo los mismos estándares de tratamiento que el resto de extranjeros en un país y, en muchos casos, el mismo tratamiento que los nacionales.

Esta Convención de 1951 define quien es un refugiado, contiene una serie de derechos y pone de relieve sus obligaciones hacia el país de acogida. La piedra angular de la Convención es el principio de no devolución. De acuerdo con este principio, un refugiado no debe ser devuelto a un país donde se enfrenta a graves amenazas a su vida o su libertad. Esta protección no puede reclamarse por los refugiados que están considerados un peligro razonable para la seguridad del país, que hayan sido condenados por un delito particularmente grave o que se consideren un peligro para la comunidad.

Los derechos contenidos en la Convención de 1951 incluyen:

  • El derecho a no ser expulsado, excepto bajo ciertas condiciones estrictamente definidas;
  • El derecho a no ser castigado por entrada ilegal en el territorio de un Estado contratante;
  • El derecho al empleo remunerado;
  • El derecho a la vivienda;
  • El derecho a la educación pública;
  • El derecho a la asistencia pública;
  • El derecho a la libertad de religión;
  • El derecho al acceso a los tribunales;
  • El derecho a la libertad de circulación dentro del territorio;
  • El derecho a emitir documentos de identidad y de viaje.


Niños del orfanato de la Asociación de Caridad Islámica en el autobús escolar en Homs. Foto ACNUR/Andrew McConnell


La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, se estableció el 14 de diciembre de 1950 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Con el propósito de dirigir y coordinar la acción internacional para proteger y resolver los problemas de los refugiados en todo el mundo.

La ACNUR es la encargada de salvaguardar los derechos y el bienestar de los refugiados. Se esfuerza por garantizar que todos puedan ejercer el derecho a solicitar asilo y encontrar refugio seguro en otro Estado, con las opciones de regresar a sus hogares de forma voluntaria, de integrarse locamente o de reasentarse en un tercer país. Busca reunirlos con sus familias, protegerlos de la explotación sexual, el abuso, la violencia y el reclutamiento militar, y ofrece educación y formación, servicios de salud, entre otras acciones benéficas.

En 1954, la ACNUR ganó el Premio Nobel de la Paz por su trabajo pionero en ayudar a los refugiados en Europa. Dos años después, enfrentaría su primera gran emergencia, cuando las fuerzas soviéticas acabaron con la revolución húngara, dejando como resultado miles de refugiados. A 31 años de su creación, recibiría su segundo Premio Nobel de la Paz por asistir a los refugiados a nivel mundial.

Actualmente, el Premio Nansen para los Refugiados del ACNUR celebra a los héroes y heroínas que apoyan a las personas refugiadas, desplazadas internas y apátridas.

Sugerencias didácticas

Recuperen la información del presente artículo y consulten el Informe de ACNUR sobre la situación de los refugiados en el mundo y elaboren una Infografía que permita mostrar su situación de vulnerabilidad en la actualidad.

Los invitamos a sumarse a las campañas de sensibilización a favor de los refugiados; por ejemplo: Save the children; o bien, porten un listón azul el 20 de junio.

Plasmen su visión de un mejor futuro para estas poblaciones desplazadas y vulneradas por cualquier expresión de violencia a través de dibujos; e integren una galería de imágenes, para compartir con la comunidad educativa un mensaje de paz en señal de solidaridad con los refugiados del mundo.

Compartan las evidencias de sus actividades con nuevas propuestas a través de nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram; o por correo: redescolar@ilce.edu.mx


En el marco de las celebraciones del 20 de junio, Día Mundial del Refugiado, ciudades de todo el mundo cada año deciden sumarse al reconocimiento de las personas refugiadas tiñendo sus edificios y monumentos más emblemáticos del color azul de Naciones Unidas, que simboliza el cielo que une a todas las naciones.


La torre Tokyo Skytree fue uno de los 15 monumentos japoneses que se tiñó del azul
de la ONU por el Día Mundial del Refugiado.

Nadie se vuelve refugiado por elección.
Filippo Grandi, Alto comisionado para los refugiados, ONU.

Referencias.

  1. ACNUR, (2020). Fecha de consulta: 09 de junio de 2020. Disponible en https://www.acnur.org

  2. ACNUR, (2020). COVID-19: la vulnerabilidad de los refugiados venezolanos. Fecha de consulta: 09 de junio de 2020. Disponible en https://eacnur.org/es/actualidad/noticias/emergencias/conferencia-donantes-refugiados-venezolanos

  3. ACNUR, (2020). Refugiados en el mundo, un repaso en cifras a las últimas décadas. Fecha de consulta: 09 de junio de 2020. Disponible en https://eacnur.org/es/actualidad/noticias/emergencias/refugiados-en-el-mundo-un-repaso-en-cifras-las-ultimas-decadas

  4. ACNUR, (2019). Premio Nansen para los refugiados. Fecha de consulta: 09 de junio de 2020. Disponible en https://www.acnur.org/premio-nansen-para-los-refugiados.html

  5. Amnistía Internacional, (2020). Personas refugiadas en el mundo en cifras. Fecha de consulta: 09 de junio de 2020. Disponible en https://www.amnesty.org/es/what-we-do/refugees-asylum-seekers-and-migrants/global-refugee-crisis-statistics-and-facts/

  6. Centro de Estudios Locales de Andorra, (2017). CELAN: Los refugiados en la historia. Fecha de consulta: Junio 2017. Disponible en http://www.celandigital.com/25/index.php/noticias/not-and4/1030-los-refugiados-en-la-historia

  7. Comité español de ACNUR, (2018). Retratos tras la huida. Fecha de consulta: 09 de junio de 2020. Disponible en https://eacnur.org/es/actualidad/imagenes/ninos-refugiados-30-retratos-tras-la-huida

  8. Solidarios Canal Sur, (2016). Informe sobre Refugiados. Programa "Solidarios" 167, 24/06/2016, Andalucía Televisión Andalucía. Fecha de consulta: 09 de junio de 2020. Disponible en https://youtu.be/b9MCxej16iY

  9. UNICEF, (2018). Fecha de consulta: 09 de junio de 2020. Disponible en https://unicef.org.mx