Oaxaca, 25 de agosto de 1899 - Ciudad de México, 24 de junio de 1991


La obra de Tamayo es muy reconocida a nivel mundial, y recién el pasado mes de mayo del 2019, su obra Sandías se vendió en la reconocida casa de subastas de arte de Sotheby’s en Nueva York, por $4,9 millones de dólares.

Sandías (1980), uno de los últimos cuadros de Tamayo, es considerado el más famoso y admirado de la serie de sandías del artista mexicano. Realizado en óleo y arena de mármol sobre lienzo. Mide 124 por 181 centímetros. En esta obra logra una naturaleza muerta que no rebasa la paleta de los rosas, rojos y morados; “fiel a su convicción de que tiene más valor agotar las posibilidades de un solo tono, que usar una variedad ilimitada de pigmentos”.

Los cuadros de Tamayo inmortalizan escenas de la vida cotidiana, instrumentos musicales, animales y figuras humanas. Y la sandía es un motivo recurrente en su obra, como se puede ver en Rodajas de Sandías (1968), Naturaleza muerta (1957) y en la pieza subastada. Según expertos, su tendencia a retratar fruta proviene de los recuerdos de su adolescencia, cuando tenía 12 años se mudó de Oaxaca a la Ciudad de México para trabajar como vendedor de frutas en el mercado de La Merced.

Dentro de la prestigiada plástica mexicana, el oaxaqueño Rufino Tamayo ocupa un lugar destacado. Su notable experimentación con las texturas y el color lo llevan a producir xilografías, linóleos, grabados, aguafuertes, litografías y mixografías (1) –técnica que, junto a Luis Remba, inventó y patentó.

Como actividad, les proponemos realizar una mixografía de alguna cosa que les guste mucho; por ejemplo, flores, animales, frutas, paisajes, etcétera.

Y como homenaje en su Aniversario luctuoso, les compartimos un texto de Rosa María Bermúdez, familiar de Rufino Tamayo, Sobrina de Olga, la esposa del artista, quien nos cuenta de su relación con Alberto Misrachi, uno de los más importantes galeristas y promotores del arte en México.



El mural Dualidad (1924)


El mural Dualidad (1924) ubicado en el vestíbulo del auditorio Jaime Torres Bodet del Museo de Antropología, de 3.53 por 12.21 metros, fue elaborado sobre tela de lino, tejida especialmente para que resistiera el peso de la pintura y las arenas que Tamayo empleó en su elaboración.

Tamayo se inspiró en la cosmogonía náhuatl donde los contrarios se complementan y dan vida a su interpretación de la mitología precolombina. “Es una lucha de los elementos que originan la vida: por un lado el bien, la sabiduría, la luz… por el otro el mal, las tinieblas” (2). Para comprender su gráfica, es importante destacar su origen zapoteca, ya que el arte y los mitos prehispánicos son claves fundamentales en su obra.


También los convocamos a visitar en el estado de Aguascalientes una exposición del artista oaxaqueño. Si van a la feria o se encuentran cerca de la entidad, les sugerimos asistir al Museo José Guadalupe Posada, donde presentan la exposición El Mexicanismo Gráfico de Rufino Tamayo, gracias a la colaboración con el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, la cual reúne distintas piezas del autor mexicano que están a disposición del público local y turistas.

Durante la inauguración, Claudia Santa-Ana Zaldívar, directora general del Instituto Cultural de Aguascalientes, comentó que la oferta cultural dentro de la Feria Nacional de San Marcos se consolida cada vez más como un pilar fundamental, aunado a que su despliegue nutre a la fiesta de un contenido estético en los diversos lenguajes artísticos y de esparcimiento cultural como no se había tenido antes.

Carlos Martínez Castañeda, coordinador del Museo José Guadalupe Posada, invitó al público a disfrutar de esta exposición que estará en exhibición hasta el 30 de junio. El Museo José Guadalupe Posada está ubicado en el lado norte del Jardín del Encino, y abre de martes a domingo en horario de 11:00 a 18:00 horas, con costo de 10 pesos, excepto miércoles que tiene entrada libre.





La Exposición El Mexicanismo Gráfico de Rufino Tamayo reúne obra del artista oaxaqueño en el Museo Posada de Aguascalientes, del 25 de abril al 30 de junio del 2019.


“Al pueblo de Uruguay y al pueblo de México
de Oaxaca
Rufino Tamayo del mundo
tú no has muerto
en México
amanece la jornada
Y es el día
Y es el día
y la noche
hila noche
el sol y la luna
el sol hila luna
las estrellas
las estrellas
el mito de Quetzalcóatl”.

Alcira Soust Scaffo
Poeta y artista plástica quien fuera su ayudante en el mural Dualidad



1.- Para Rufino Tamayo la gráfica era un método para experimentar el uso del color. Así, pasó del grabado a la mixografía, técnica que inventó para imprimir en relieve y a varias tintas; es un método que utiliza una plancha de cualquier tipo de material, desde madera hasta metal, que sirve como matriz para la impresión de un dibujo en relieve. Es diferente al grabado porque la tinta es más delgada que un pigmento. En el grabado la tinta se aplica con rodillo y en la mixografía con pincel; en consecuencia, las impresiones son diferentes.

2.- Suckaer Ingrid,Rufino Tamayo Aproximaciones , Praxis, México, 2000, p. 295./ [2] Pereda Juan Carlos, Los Murales de Tamayo, Américo Arte Editores, S.A. de C.V. INBA, Italia, 1995, p.148.